Trencadish

Tomates del Perelló, en Patapuerca
Tomates del Perelló, en Patapuerca
11 junio, 2017
Gazpacho Manchego
19 junio, 2017
Trencadish

Un clásico lleno de Mediterráneo y pinceladas creativas

Alrededor de finales de los 90 abrió este local Ximo Redón junto con la hermana de Toni Cantó. Todo estaba y está lleno de encanto: ubicación (al lado de las Torres de Serrano), casita restaurada sobre una anterior gótica y una distribución ideal para el destino que se le iba a dar. Está bien amueblado con mobiliario de más de 100 años, distribución cómoda y semiprivados.

En 2011 se la quedan el número uno de la época y gran cocinero Raúl Aleixandre con Kike Jimenez, – en la actualidad propietario y máximo responsable de la parcela sólida de la casa-. El otro pilar básico está bien consolidado; es Raquel Torrijos -que desde su mas tierna infancia se acostumbró a distinguir matices, sabores, olores,… y así lo demuestra su nariz de plata conseguida en los primeros años de XXl y en la selección de vinos (alrededor de 150) que ofrece entre su carta y sugerencias. Es consciente y así lo demuestra la importancia del servicio que valora como el 50% del total.

Kike de raices hosteleras populares afianzó una cocina fina, sin alejarse de su base, con Raúl (durante 10 años ) y con Oscar Torrijos consolidó la misma. El amor hacia su profesión le ha llevado a planteamientos parciales de nuevas técnicas. Los Buñuelos de bacalao son apuesta segura, los arroces -especialmente los marineros – los valoramos siempre correctos y la mayoría de las veces sobresalen ampliamente de la media. El Carpaccio de pulpo que ha veces han retirado de la carta por variar y lo han tenido que incorporar otras tantas veces. Los Canelones de setas nos acercan a la buena cocina de nivel internacional con lo misteriosamente de sabores boscosos que aportan las exquisitas setas cuando están bien escogidas. Nos encantan sus pescados salvajes – mero o corvina– sobre, por ejemplo, caponata siciliana.

El mayor merito de sus postres caseros es el equilibrio conseguido en el punto de azúcar y matices personales gratificante que consiguen

Raquel nos recomendó -la última vez- y nos gustaron los siguientes vinos: blanco Finca de la Emperatriz de cepa vieja, tinto Terrerazo de bodegas Mustiguillo y dulce Sanz barrica. Nariz de plata y buenas manos de Ximo para una apuesta segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *