El tinto de verano se convierte en uno de cócteles del verano

Mantequerías Vicente Ferrero
24 noviembre, 2016
Jamón, Calamares y croquetas, entre las tapas del verano 2014
24 noviembre, 2016

El vino tinto se ha puesto moda en España. No es una casualidad pero el vino tinto cada vez tiene más consumidores en nuestro país, y no únicamente a la hora de comer. Cada vez son más los consumidores que sustituyen la caña de después de trabajar por una copa de buen tinto, y cada vez en España hay mejores vinos que se venden en los mercados internacionales, elaborados con distintas variedades de uva: Cabernet Sauvignon, Monastrell, Moristel, Sauvignon Blanc,…

En verano también es un placer que está llenando nuestras playas y pueblos. Cada vez son más los establecimientos que ofrecen a los consumidores su tinto de verano. Una refrescante bebida que había pasado desapercibida en los últimos veinte años, y que se ha vuelto a poner de moda, y donde cada establecimiento compite por ofrecer su tinto de verano.

Durante las décadas de los años 50 y 60, cuando España estaba renaciendo, la cerveza aún no era la bebida más consumida por los españoles, y la calidad de los bienes de consumo diario era bastante escasa era una de las bebidas más consumidas en las mesas españolas, manteniéndose hasta los años ochenta, donde la cerveza fue desplazando al tinto de verano que, por entonces, se llamaba vino con gaseosa.

Este verano ha sido el definitivo, si el anterior empezó a ponerse de moda en los chiringuitos playeros, hoy en día en cualquier cafetería de las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia,…) es la bebida de moda de este verano. Ya es habitual pedir untinto de verano como una cerveza, si bien, cada tinto verano no es igual, cada local presenta el suyo, como una especialidad de la casa, convirtiéndose su elaboración y presentación en un auténtico ritual

Desde el sencillo, tinto de verano, únicamente con hielo, una raja de limón, vino de la casa y gaseosa o limonada, hasta las múltiples especialidades como si se tratara de un cóctel o un Gin Tonic preparado. Así, podemos encontrarnos locales que sirvan tinto de verano tocado con un poco de jugo de naranja o refresco de naranja, e incluso hay quienes añaden un poco de ron, convirtiéndola en una especie de ponche, o un golpe de Martini a la mezcla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *